ESTRATEGIAS Y MÉTODOS EMPLEADOS PARA LA PÉRDIDA DE PESO EN BOXEADORAS DE ALTO NIVEL

ESTRATEGIAS Y MÉTODOS EMPLEADOS PARA LA PÉRDIDA DE PESO EN BOXEADORAS DE ALTO NIVEL

Estudio cofinanciado por el Fondo Social Europeo.

INTRODUCCIÓN

En el Boxeo se establece una categorización de las deportistas por peso. El establecimiento de esta clasificación por rangos de peso se realiza con el objetivo de equipar a nivel físico a las deportistas donde las diferencias de peso no marquen el resultado sino que lo hagan los aspectos técnico-tácticos. Sin embargo, la gran mayoría de las boxeadoras bajan a categorías inferiores para obtener cierta ventaja sobre sus rivales, sin tener en cuenta lo que estos procesos de pérdida de peso influyen en su salud tanto a corto como a medio plazo. El objetivo de este estudio fue monitorizar los hábitos de conducta y los métodos específicos de bajada de peso que utilizan las deportistas de pertenecientes a la selección española de Boxeo.

MÉTODO

La muestra se compuso de 29 atletas pertenecientes a la selección española de boxeo (Medad=25,35±5,12). Se evaluaron las diferentes estrategias y metodologías empleadas para la pérdida de peso mediante el instrumento cuestionario sobre Pérdida de Peso en Deportes de Combate (PPDC) propuesto por Martínez-Abellán et al. (2016). El estudio se realizó durante la concentración nacional y los el análisis de datos se realizó con el paquete SPSSv.19.0.

RESULTADOS

Los resultados indicaron que tres de cada cuatro deportistas realizó un proceso de pérdida de peso (72,4%). Entre las técnicas más utilizadas se encontraron todas aquellas relacionadas con la alimentación y la hidratación como una menor ingesta de bebida y alimentos o la realización de comidas baja en calorías. Un 38,0% de las boxeadoras manifestaron que su entrenador les supervisaba mientras se encontraban en la fase de baja de peso. La irritabilidad fue el síntoma que más se produjo con un 19,0% del total de boxeadoras, seguida de la pérdida de concentración fuera del entrenamiento (14,3%). El dolor muscular y la alteración del sueño presentaron una incidencia de un 9,5% cada una, mientras que la pérdida de fuerza supuso únicamente un 4,8%.

CONCLUSIONES

Las principales conclusiones que se extraen fueron el alto porcentaje de deportistas que deben bajar peso para competir en su categoría de peso y que las principales técnicas afectaron a la alimentación e hidratación. Sería recomendable establecer programas de formación sobre hábitos nutricionales y de salud a las deportistas de esta modalidad, así como a los entrenadores y cuerpo técnico.